Make your own free website on Tripod.com
Visual Rondo. Toda la información de música clásica en un CD-ROM
 
Karol Szymanowsky
(1882-1937)

       El 6 de octubre de 1882, en el seno de una familia de antigua tradición cultural y artística de Tymoszowka (Ucrania), nacía Karol Maciej Szymanowsky. Precisamente en dicho ambiente comienza a estudiar música, sobre todo a través de la asistencia a espectáculos musicales de Varsovia y Viena, donde conoce la música de Wagner, que tendrá una influencia decisiva sobre el compositor. Al mismo tiempo, sus estudios formales los realiza en el Jelisabethgrad con Gustad Neuhaus.

       En 1899 comiena a escribir sus primeros preludios para piano, pero falto aún de técnica, en 1901 se traslada a Varsovia, donde estudia con Noskowski (composición y contrapunto) y con Zawirski (armonía), y cuatro años despúes, en 1905, a Berlín. En la capital alemana será discípulo de Kiehl. Precisamente en ese mismo año se asocia con otros compositores para fundar la Asociación de Músicos Polacos, entidad que pretendía reactivar la vida cultural de aquel país, colaborando Szymanowsky con su Sinfonía n.1 que llegaba en 1906.

       Ya en 1920 el compositor regresa a Polonia, donde pretende profundizar en el estudio de la música popular y revitalizar la música polaca tal y como se había comprometido cuando fundaba en Berlín la Asociación de Músicos Polacos.

       En 1927 llega a ser Director del Conservatorio de Varsovia, y en 1930 Director de la Academia de Música de la misma ciudad, puesto al que debe renunciar en 1932 por las presiones políticas que sufría.

       La constante preocupación y el trabajo agravan en 1936 su enfermedad, tuberculosis, mal que padece desde su infancia, muriendo el 29 de marzo de 1937 a los 54 años de edad en Lausana. En 1930 había sido nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de Cracovia.

       Szymanowsky fue un compositor eminentemente lírico, que siempre sintió una atracción especial por la música oriental, lo que plasmó en sus obras a través de la asimilación no del colorido sino de la técnica orientalista. A ello sumaba la atracción e interés que mantuvo a lo largo de su vida por el folklore polaco, y su admirable destreza armónica.

 
© Centro de Información de Música Clásica 1998-1999. Prohibida Toda reproducción Total o parcial aún citando procedencia.
 
 
Volver a la página anterior